xarxa d'intercanvi de coneixements nou barris

lo último

23 de gener 2012

6ta carta comunitaria

Hola. amig@s :

Siento que los días se me escapan y me encuentro un tanto descentrado. Normalmente mis meditaciones son más superficiales que en Barcelona: ¿problemas de difícil solución? ¿desinterés por parte de la Comisión por el XX Aniversario del Hermanamiento?¿Yo que no estoy fino?¿Por qué hago lo que hago? Muchas preguntas y pocas respuestas. Vamos a ver si las voy encontrando.

Lunes, 16 – Mis vecinos ( casa de dª Chica) se van al Sauce, al Cristo de Esquípulas. Dejan encerrado al perro que se pasa llorando todo el santo día. Saludo cordialísimo de Nazaret, la niña preciosa de 4 años de Ruth. Dice su mamá que para Nazaret, soy su ídolo, más que Messí, para muchos nicas, que ya es decir. La frase del día : “Vivir es arriesgarse: caer y levantarse”. He de subir al mercado: cada vez me cuesta más. Me siento junto a la casa de Teodolinda, esperando raid. Tengo suerte. Irene, bellísima muchacha, me recoge. Compro toalla en el Super El Hogar ( la que traje de Barcelona, está tan sucia que creo que en vez de limpiar ensucia.) Compro sacarina , ya se me acabó la que tenía. Hablo con el jefe. Le pido una canasta básica de regalo. Será para arreglar el campo de futbol. Implicaremos a los jóvenes para que compren números. Me dice que mañana me la tendrá. Como en un seel servis.. Mejor, intentaba comer. Yo veía que la gente se servía ella misma. El camarero me dice que ya me servirá él y no me deja servirme. Me estoy un tiempito esperando. Arrecho, me marcho :” Mejor, no. Adiós”.
En un restaurante cercano, huevo frito con papas fritas y un fresco de zanahoria con melocotón. Me sabe a gloria. Me cuesta dos dólares.
Después de la siesta de casi dos horas, sigo visitando familias. Me toca la zona más pobre del barrio, la que tuvo que alojarse en el Nido durante las torrenciales lluvias. En una casa me atienden dos jóvenes muy amables. La gozamos con el Barça Uno de ellos., entrena un equipo de fútbol de jóvenes en un campito que compusieron junto a la quebrada. Cándida Rosa , madre de un chavalo inválido, de la que otras veces os he hablado, me atiende muy amable. Y qué limpio tiene su patio. Pura gloria.
Hoy sí, hoy me ha salido espléndida la meditación de la tarde. Dato curioso. En el transcurso de la misma, me vienen a invitar
a pancito y gaseosa, en dos momentos distintos, las dos mujeres posiblemente más pobres del barrio : dª Marcela y dª Victoria.
Alguien me comenta : - Qué, ¿fresqueando?. Qué facilidad para formar verbos. Fresqueando = tomando el fresco.

seguir leyendo ▼

0 ☚ Afegeix un comentari:

Publica un comentari a l'entrada

❤ Vols deixar un comentari?

Ir abajo Ir arriba