xarxa d'intercanvi de coneixements nou barris

lo último

17 de maig 2010

¡ ay de mí !

No esta mi casa desierta,
no esta desierta mi estancia....
Madre mía ... madre mía,
¡ay! la que yo tanto amaba
que aunque no estás a mi lado
y aunque tu voz no me llama,
tu sombra si, si... tu sombra,
¡tu sombra siempre me aguarda!
Tú que tanto has amado,
tú que tanto has padecido,
tú que nunca has ofendido,
y que siempre has perdonado.
Ayer en sueños te vi....
Que triste cosa es soñar,
y que triste es despertar
de un triste sueño....
¡ay de mí!

para mi madre !!!
núria orbaneja

0 ☚ Afegeix un comentari:

Publica un comentari a l'entrada

❤ Vols deixar un comentari?

Ir abajo Ir arriba